Qué Responder al Comentario: “Es Tan Gay”…

Descargar en español  Download in English  

FRENAR:

  • Simplifíquelo con respuestas rápidas como, por ejemplo:

  • “Recuerda que no usamos términos despectivos en esta clase”.

  • “No está bien decir: “Es tan gay”.

  • “El uso de la frase no está bien”.

  • “¿A qué tratas de referirte?”

  • “¿Sabes el significado de la palabra “gay”?

  • “Puede que no haya sido tu intención ser hiriente, pero cuando usas la palabra “gay” para referirte a algo malo o estúpido, lo es”.

  • “¿Sabes por qué es tan hiriente?”

  • Si tiene la oportunidad de educar en ese preciso momento, hágalo. De lo contrario, tome un momento para hacerlo después.

EDUCAR:

  • Si ha estado escuchando la frase “Es tan gay” para referirse a algo malo o estúpido, tome un momento durante una reunión de clase o actividad grupal para asegurarse de que sus estudiantes sepan el significado de la palabra “gay” y lo hiriente que puede resultar utilizarla como insulto.
  • Aclare a sus estudiantes que el uso de la palabra “gay” de forma negativa es una falta de respeto. Explíqueles también que decir la frase “Es tan gay” es hiriente para estudiantes que podrían tener padres, hermanos, tías, tíos, vecinos, amigos o cualquier otro familiar gay.
  • Durante lecciones sobre respeto, estereotipos o prejuicio incluya también información sobre discriminación contra personas gais, lesbianas, bisexuales y transgénero.

MOTIVAR:

  • Cree un ambiente de respeto y solidaridad para todos los estudiantes de su clase y escuela.
  • Establezca normas en su escuela y clases en contra de insultos y burlas hirientes.
  • Si escucha la frase “Es tan gay” en la escuela, especifique que las reglas en contra de calificativos incluyen el uso de esa frase y otros insultos anti-gay.

Qué No Decir Sobre el Comentario: “Es Tan Gay”…

NO LO IGNORE:

El ignorar insultos y burlas hirientes permite que ambos continúen y que la situación posiblemente empeore. Si otros estudiantes no notan algún tipo de acción al respecto, asumen que no hay nada de malo en ello.

NO TEMA EMPEORAR LA SITUACIÓN:

  • Cualquier respuesta resulta mejor que ignorar la situación. Quizá, no se sepa exactamente qué decir, pero debe frenar el acoso.
  • Actuar demarca los límites. Cesar los insultos no es tarea fácil, con la experiencia podrá sentirse más cómodo cada vez que necesite manejar la situación.

NO JUSTIFIQUE EL COMPORTAMIENTO:

  • Aseverando, por ejemplo, “Josh no sabe lo que dice” o “Sarah solo estaba bromeando”: no justifique tal comportamiento.

NO TRATE DE JUZGAR CUÁN CONTRARIADA SE ENCUENTRA LA PERSONA AGREDIDA:

  • No hay manera de saber cómo se siente el estudiante en realidad. Muchas veces, las personas agredidas se avergüenzan y aparentan no sentirse ofendidas o heridas. Al decir, por ejemplo, “Michael no parecía haberse molestado por el comentario de Laura”, se subestiman los sentimientos del agredido. Asimismo, esto le indica al hostigador que “está bien” hacer ese tipo de comentarios hirientes. Esta actitud demuestra tanto al menor agredido como a quienes la escuchan que no existe protección alguna contra el acoso.

NO SE PARALICE POR EL MIEDO:

  • Cometer un error es mucho mejor que simplemente no actuar. Usted puede conversar con el estudiante, decir o agregar algo en otro momento si siente que no dio una buena respuesta.

 

Por Qué Parar Comentarios Anti-gais…

Una encuesta nacional muestra que los niños temen al acoso anti- gay más que a cualquier otro tipo de insulto.

  • Joseph A. Drake, James H. Price & Susan K. Telljohann, “The Nature and Extent of Bullying at School,” Journal of School Health, May 2003 (pp. 173-180)

                                                                 

Los estudiantes de la escuela secundaria agredidos verbalmente con insultos anti-gais manifestaron un incremento de ansiedad, depresión, angustia y un menor grado de integración en sus respectivos centros de estudios.

  • V. Paul Poteat and Dorothy L. Espelage of the University of Illinois at Urbana-Champaign and published in The Journal of Early Adolescence (May 2007; Vol. 27, No. 2; pp.175 -191)

                                                                 

Los estudiantes que perciben aceptación tanto en la escuela como en el hogar mostraron un alto índice de motivación y dedicación en cuanto al rendimiento  académico.

  • K. F. Osterman (2000). Students‘ need for belonging in the school community. Review of Educational Research 70(3), (pp. 323-367)